El Museo de Arte Contemporáneo de La Boca y la Fundación Tres Pinos tienen el honor de recibir la exposición de los emblemáticos artistas Juan Stoppani y Jean Yves Legavre.

Para celebrar su destacada trayectoria, entre París y Buenos Aires, presentamos una serie de obras que atraviesan más de cincuenta años de historia y que son caracterizadas por un despliegue creativo singular.
Tras recibirse como arquitecto en 1962, Juan Stoppani se dedica a la escultura y a la escenografía, protagonizando junto a otros artistas la renovación vanguardista del arte argentino vinculada al Instituto Di Tella. Unos años más tarde, decide cruzar el océano y aterriza en Francia, donde encuentra la libertad para producir en medio de un ambiente efervescente. En 1970, cuando Alfredo Arias lo invita a crear el vestuario de la obra Eva Perón de Copi, conoce a Jean Yves Legavre. Más allá del teatro y del arte, el joven parisino que le abre la puerta de la casa de Copi es la razón por la cual Stoppani se queda a vivir por casi cuatro décadas en la capital francesa.

Desde entonces Stoppani-Legavre es un nombre compuesto, por su amor, por su complicidad, por su trabajo
artístico y su capacidad de acercar a los amigos alrededor de una mesa, en su casa y taller en La Boca.
De la misma manera en que vivieron plenamente los años parisinos, en 2007 decidieron reconstruir su vida en Buenos Aires.

Encontraron en el barrio de La Boca un lugar para seguir su incesante producción y buscar el silencio entre el gato que duerme tranquilo y la espera de los frutos que maduran en el árbol de su jardín. Entrar en la exposición es como entrar en su casa, es encontrar en los rincones todo el juego, la poesía y la festividad presente en su carrera. Entre cortinas, formas geométricas, pinturas, escenarios, cabezas y astronautas, Juan Stoppani y Jean Yves Legavre reverencian la vida y nos invitan a celebrar con ellos la travesía que hicieron para llegar hasta aquí.

“Durante el descenso del avión, veía una selva inmensa y el mar tranquilo. Cuando apareció Buenos Aires, un pasajero francés exclamó: “¡La Boca!”. Azul y amarillo, se veía el óvalo perfecto de La Bombonera. Era el año 2007, en el que arteBA le hacía entrega a Juan de un premio. Conocí entonces la magia de los árboles de la Plaza San Martín y el Kavanagh.
En 1970, con la dirección de Alfredo Arias, en la obra “Eva Perón” de Copi, Facundo Bo (en el rol de Eva) abrazaba como King Kong a los edificios de Buenos Aires. Para esa escena, Juan había realizado el vestuario y yo los accesorios. Desde esos días hasta hoy no hemos parado de trabajar juntos. Recién a los 60 años caminé por la ciudad que conocía a través de las crónicas que oía de los actores del grupo TSE. Ahora, y con años en La Boca, seguimos trabajando todo el tiempo en un sinnúmero de proyectos. Gracias a nuestros amigos tenemos una familia con la que compartimos aventuras, y tienen ellos en la nuestra, su casa”.

Gracias a Marcial Berro, Beki Perez Pichón, Claudia Sanchez, Raúl Neira, Alejandra Randano, Carlos Felissati, Alfredo Arias, Larry Hager, Leo Chiachio y Daniel Giannone.

Jean Yves Legavre

 

 

Para más información, click aquí