Samantha Ferro. Génova , Italia 1986.

Licenciada en Artes Visuales ( Universidad Nacional  de Córdoba ) Actualmente es profesora adscripta  en la cátedra de Escultura II en la UNC e integrante de Flores, un espacio de producción y autogestión artística en la ciudad de Córdoba. Recibió la beca en el marco del Encontro de Artistas Novos Cidade da cultura de Galicia; beca de producción de obra R.A.R.O (BsAs); beca de perfeccionamiento Yungas Arte Contemporáneo dictada por Raúl Flores; beca de diseño de Indumentaria: diseño de colección y moldería industrial (FADU- Facultad de arquitectura, urbanismo y diseño de Buenos Aires). Asistió al taller de fotografía experimental Manifiesto Alegría dictado por Gabriel Orge y a la clínica de arte contemporáneo Puesta en Órbita dictada por Aníbal Buede. Entre sus exposiciones se pueden destacar: La colectiva de la Sal, Muestra colectiva de los ex habitantes del proyecto «la sala que habito», Cabildo Histórico de Córdoba (2018); Casa de Córdoba, Muestra colectiva curada por Raúl Flores, La Ira de Dios, Buenos Aires (2017); Mención del jurado en el Salón de Escultura Patio Olmos, Museo Emilio Caraffa; Apaisados, muestra colectiva de fotografía contemporánea curada por Gabriel Orge, Centro Cultural España Córdoba; Cuerpos invisibles, muestra en el marco de la residencia R.A.R.O., Espacio Cavallero, Buenos Aires; Muestra junto a Romina Castiñeira en Piccadilly Galería de Arte Contemporáneo y Además exposición curada por Belkys Scolamieri, Fotogalería de Cs. Económicas, UNC (2016); La sala del deseo Proyecto grupal en el marco del programa La sala que habito, Cabildo Histórico de la Ciudad de Córdoba (2015). Reside en Córdoba.


CUERPOS INVISIBLES

Hablemos de lo cotidiano, de esas imágenes que se presentan amarillentas al ser recordadas. Una secuencia de ciclos que pasen invisibles.

A veces, somos verdaderos espejos de un tiempo que se diluye, desapercibido y ausente, pero en el espacio de lo conocido se producen fallas.

Lo cotidiano es frágil.

Existen otras cosas debajo de la piel de las cosas.

Cuerpos invisibles se asoma a preguntarse: ¿Qué imágenes se disfrazan en las estructuras cotidianas, qué perfumes emiten las paredes que nos rodean?

¿Cuántas veces despertamos a la sensualidad de las imágenes más vulgares?

Repensar lo que creemos ordinario es una herramienta para revisar los imposibles, esto nos ubica en un nuevo espacio-tiempo, en el misterioso mundo de los objetos.

Bachelard nos habla de tomar la cotidianidad como un acto de reflexión donde el arte “es un desdoblamiento de la vida, una especie de emulación en las sorpresas que excitan nuestra conciencia y la impiden adormecerse”.

Recordar desde la sutura, donde el hilo es el constructor de lugares y memorias, donde un punto que perfora el espacio es claridad y penumbras, es herida, huella y ojo.

Cuerpos invisibles, lejos de la nostalgia propone celebrar el encuentro con eso que llamamos habitar.

Florencia Nieto.

Gentileza , R.A.R.O.

Sin título de la serie "CONMEMORACIÓN", fotografía directa, medidas variables, 2018.