MAÑANA

Por Patricia Andrea Fauré

Ayer todo era vacío.
Solo a un paso el abismo.
Momentos de felicidad,
habían quedado en el pasado.
Tu partida aquella madrugada
de abril…
Cuando desperté ya no estabas.
Te busqué,
en nuestros lugares que creí nuestros,
pero encontré silencio.
Hoy una esperanza con su tibieza,
abrazó mi corazón herido
y una ilusión susurró al oído,
mañana es la única utopía.

La boda campesina (detalle) | Pieter Brueghel el Viejo