San Telmo, Buenos Aires, Argentina 1939 – Buenos Aires, Argentina  3 de agosto de 2008
Escultor, pintor, muralista. A los quince años ingresó a la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano, y allí conoció a Leopoldo Presas, Líbero Badii, Juan Batlle Planas y Santiago Cogorno, sus maestros. Realizó su primera exposición individual en la galería La Fantasma, de la ciudad de Buenos Aires, a los dieciséis años.
Por su cuenta estudió con Delia Sifone, que fue discípula de Emilio Pettoruti.
En Montevideo entró en contacto con el Grupo de los Ocho, un conjunto de artistas herederos de la tradición constructivista de Torres García, integrado por Lincoln Presno, Pareja, Espósito, Pavlosvsky, Berdié, Testoni, Carlos Páez Vilaró y García Reino, grupo que también reunió a artistas no figurativos originarios del Río de la Plata que formaron parte de lo que en nuestro país se llamó Movimiento del Hombre Nuevo.
En 1961 regresó a Buenos Aires, instaló su atelier, mientras dibuja para la agencia publicitaria Agens, de los Di Tella, y se introduce en la pintura geométrica de la mano de Le Parc, Demarco, García Rossi, Sobrino, Planck y Moyano, en un taller de La Plata y Rosario.
En 1975 viajó a México, a Europa, a Caracas y a París más tarde. A partir de 1983, Pérez Celis vivió alternativamente entre Buenos Aires, Nueva York y Miami, y se radicó nuevamente en la capital porteña.
Entre los múltiples reconocimientos que recibió, en septiembre de 2004 la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aireslo reconoció como Ciudadano Ilustre de su ciudad natal.
Pérez Celis fue un artista igualmente virtuoso en varias disciplinas dentro de las artes plásticas. De hecho, es reconocido por sus pinturas, sus murales, sus grabados y sus esculturas, entre los muchos modos de expresión que fue probando.
En 1962, por encargo de Di Tella, Pérez Celis realiza en el barrio de Flores un mural titulado Fuerza América, sobre cinco toneladas y media de cemento, armado sobre madera, hierros y tela metálica; otro mural se destina a la metalúrgica Brousson, crea otros para la sucursal formoseña del Banco de la Nación, para la fábrica Alámbrica de Morón y para Aerolíneas Argentinas (este último en el Aeropuerto de Ezeiza). En 1994, crea una serie de murales para la Universidad de Morón: Los cuatro elementos, La fuente de la sabiduría, El libro de Morón y Universitas. Tres años más tarde, se inauguraron sus obras Ídolos y Mito y destino –en el entonces remodelado estadio de Boca Juniors–, y Camino del conocimiento, para la Universidad de Belgrano.
Los murales de Pérez Celis llegan incluso a Tokio: en 1991 su obra es expuesta en la Galería Sanyo de la capital japonesa.

Composición
Serigrafía, 60×45

El mar
Serigrafía, 57×76

El Profeta
Serigrafía, 56×76

Encuentro
Óleo sobre tela , 40×50

Germinal
Serigrafía, 91×63

La Música
Serigrafía, 63,5×91

Memoria del maíz
Serigrafía, 76×57

Vuelvo al Sur
Técnica mixta en tela, 91×74