1898 General Belgrano, Buenos Aires, Argentina / 1940 Barcelona, España

 

Cursó estudios en España y completó la carrera de abogado en la Uni-versidad de Buenos Aires. Fue activo periodista y llegó a dirigir el suplemento literario de La Nación durante el período 1928-1931. Su obra como poeta, narrador y crítico abarca Devociones de Nuestra Señora la Poesía (1921), Jesús en Buenos Aires (1922), El jardín de Perogrullo (1925), Las tentaciones de Don Antonio (1926), Y volvió Jesús a Buenos Aires (1926), El hombre que silba y aplaude (1927), El tonel de Diógenes (1928), Abdicación de Jehová (1929) y Pro y contra (1930). Se quitó la vida en Barcelona en julio de 1940, tras haber desempeñado la corresponsalía de La Nación en París.

Fue un artista del humor y encontró en esa vertiente un arma crítica para manifestar el peso del mundo, el malestar de la cultura y la propia imperfección e incompletad. Su escritura traduce la lírica del dolor, la angustia de una filosofía del ser, una suerte de ética humanista y una sensibilidad hacia el prójimo y las injusticias sociales. Opuesto al realismo y al naturalismo, toma la vía del humor en géneros no exentos de costumbrismo, pero también el apólogo o la parábola que conviene a la reflexión social y moral de un modo indirecto pero efectivo. (Nota biográfica Ediciones de la Biblioteca Nacional Argentina)


(+) Fuentes y otros recursos en la web


:::::: Textual

(+) Poemas

En Blog Voces que no se olvidan

:::::: Artículos y Ensayos

(+) El pintor de un ocaso. Enrique Loncán entre brindis y charlas de amigo

Adriana Rodríguez Pérsico – Cuadernos LIRICO – 2012

:::::: Editorial

(+) Colihue

(+) Ediciones Biblioteca Nacional