Las Bandas al Poder

By 28 noviembre, 2014n.12 - poder

 por Juan Pablo Estevez Miranda Kenny – Una problematización sobre el modelo de producción de los discos y los medios de difusión musicales

Durante mucho tiempo las grandes compañías discográficas multinacionales monopolizaron los medios de difusión y publicación del material musical que producen los artistas. Sin embargo, esa formula ha comenzado a revertirse en cuentagotas gracias…

..a las bondades que ofrece Internet y el mundo de la computación multimedia. Con diversas acciones, como publicar sus discos online y transmitir recitales en directo a través de sitios Web gratuitos al estilo de youtube.com, grupos renombrados como Radiohead, Smashing Pumpkins, Oasis y U2 lograron instalar la discusión sobre la cuestión del poder que históricamente ostentaron las compañías discográficas en la cadena de producción de un disco y la difusión de los trabajos musicales.

Crisis de la industria discográfica:
La industria discográfica está en crisis: prueba de ello es que cada año las compañías venden menos discos y apuestan por una cantidad reducida de músicos, privilegiando a los que ya lograron construir un nombre o son más populares entre la gente. Esto provoca que la oferta musical sea cada vez más pobre y excluya a los artistas que no pueden asegurar un éxito inmediato de ventas. Además, las disqueras asfixian a los músicos que pasan a formar parte de sus filas obligándolos a firmar contratos basura con exiguos porcentajes de las ventas de sus discos. Es por ello que los músicos dependen en gran parte de los shows que realizan en vivo para poder ganar una cifra aceptable de dinero.
Este proceso de recesión de la industria discográfica no lo sienten tanto las grandes bandas porque tienen margen para pelear contratos, pero a los grupos chicos se les hace cada vez más cuesta arriba poder obtener un contrato discográfico. Es por eso que deciden volcarse mayoritariamente a utilizar medios de difusión y publicación alternativos a los que ofrecen las grandes disqueras.

Internet y los medios alternativos de publicación:
Una década y media atrás era imposible pensar que un grupo musical lograra producir un disco si es que no había firmado previamente contrato con una discográfica; simplemente porque los equipos necesarios para hacerlo eran muy caros y no estaban al alcance de los artistas. Pero hoy en día, gracias al avance tecnológico de la informática y el sonido multimedia, los costos de producción se abarataron y es posible grabar un disco musical de buena calidad con muchos menos recursos y a un costo más accesible gracias al sinnúmero de programas informáticos que permiten centralizar la grabación del álbum en una computadora personal bien equipada.
Además de los adelantos técnicos informáticos, los artistas disponen de páginas Web gratuitas como www.youtube.com para publicar y difundir su material audiovisual y de las redes socialeswww.twitter.comwww.facebook.com y www.my-space.com, entre otras, que posibilitan subir fotos, crear grupos de fans y anunciar diversos eventos (recitales en el caso de los músicos). Asimismo, los sitios Web personales permiten subir en forma online los discos que las bandas graban. Todos estos adelantos hacen que los grupos musicales chicos puedan acceder, mediante una forma alternativa, a publicar sus discos.
Pero las bandas reconocidas también se están animando a producir sus discos de esta forma y las grandes disqueras no pueden evitar preocuparse ante este fenómeno. «Las discográficas se ataron al formato CD y no saben como salir de ello» afirma Dani Mezquita, ex representante de marketing de EMI España. Pau Donés, uno de los cantantes de Jarabe de Palo, se queja: «La falta de creatividad de las discográficas es total y absoluta: ahora que el negocio les va mal encima nos quieren exigir parte de las ganancias de los conciertos ¿Es esa su solución? En vez de aliarse con el artista se lo están poniendo en contra». Por el momento los presidentes de las compañías discográficas solo se han animado a reconocer de forma escueta que existieron abusos hacia los artistas y que han tardado en reaccionar frente a las nuevas posibilidades que les ofrecen a los músicos las nuevas tecnologías.

La apuesta de Radiohead:
Sin duda la apuesta más arriesgada que sacudió el mercado y logró romper con el paradigma de producción musical imperante desde que se forjó la industria discográfica (banda -sello discográfico- publicación de disco) fue la que el grupo británico Radiohead realizó en octubre de 2007 al romper con EMI y publicar en su sitio Web www.radio-head.com su -por ese entonces- nuevo álbum «In Rainbows» en formato mp3 y con la posibilidad de que sus fans pudieran bajarlo totalmente gratis o pagaran lo que considerasen justo por el trabajo musical. Según el cantante de la banda, Tom Yorke, aproximadamente la mitad de los usuarios que se registraron para bajar el disco pagaron algo por él y eso fue algo increíble porque, según aseguraron, ninguno de los integrantes de Radiohead pensó que «alguien fuese a pagar algo por la descarga de In Rainbows».
No hay cifras oficiales sobre cuanto ganó Radiohead con esta apuesta pero según una estimación del sitio Web estadounidensewww.ultimate-guitar.com la banda de Oxford habría logrado alzarse con la nada despreciable suma de diez millones de dólares, lo cual, teniendo en cuenta que no debió compartir la ganancia con ninguna discográfica, es una suma más que interesante para una producción musical. En cuanto a las descargas desde la Web, se calcula que la banda habría superado el millón doscientas mil.
Ante semejante suceso numerosos músicos comenzaron a interesarse por la propuesta de Radiohead. Entre otras consideraciones, en diciembre de 2007, el guitarrista de Pearl Jam, Stone Gossard, aseveraba: «Me parece genial lo que hizo Radiohead, eso demuestra que es una banda audaz e irreverente. Si tienen éxito no tendría problemas en seguir su fórmula». Por otro lado, el líder de la banda norteamericana The Black Eyed Peas, William James Adams, eligió una metáfora para describir lo que le parecía el emprendimiento del grupo británico: «La industria de la música es como el Titanic, pero mientras tanto Radiohead tiene una lancha a motor».
Aunque también la publicación de In Rainbows dejó espacio para algunos detractores: Mike Mills, bajista del grupo estadounidense REM, opinó: «Mi fe en la naturaleza humana no es tan grande como para permitirle al consumidor decidir cuanto pagar por mi música; pero al mismo tiempo disfruto que una banda como Radiohead se haya animado a emprender este desafió».

Smashing Pumpkins, los pioneros:
Corría el año 2000 y la banda estadounidense The Smashing Pumpkins anunciaba su separación tras 12 años sobre las tablas. Pero antes de formalizar su despedida el grupo de rock alternativo de Chicago tenía un deseo: regalar el disco que estaban terminando de producir –Machina II/The Friends & Enemies of Modern Music– a todos los fans que habían comprado su álbum antecesor: Machina/The Machines of God. La propuesta no cayó bien en los directivos de Virgin Records porque consideraban que los dos últimos discos de Smashing (Adore y Machina) no habían vendido bien. La negativa de Virgin a publicar ese álbum fue el factor que provocó la retirada de Smashing de la compañía. Sin sello discográfico, pero con las ganas latentes de publicar Machina II en forma gratuita, el grupo de Chicago empezó a idear diversas alternativas para lograr su cometido. Tras unas semanas de discusiones supieron que tenían una certeza: Machina II iba a ser publicado en forma totalmente gratuita a través de su sitio Webwww.smashin-gpumpkins.com. Era la primera vez que una banda grande publicaba un trabajo musical a través de Internet, algo impensado décadas atrás donde los grupos que no fichaban por alguna discográfica no tenían chance de publicar su material musical.
Luego de siete años los Smashing volvieron a reunirse, sellaron un pacto con Reprise Records -con el que editaron un nuevo álbum llamado Zeitgeist– y se dedicaron a hacer una gira extensa por Europa. Pero al líder y cantante de la banda, Billy Corgan, le quedó el gusto por publicar sus trabajos en forma gratuita en la Web y en septiembre de este año, a través de su página personal, emitió un comunicado de prensa en el que anunció la publicación de un nuevo material de Smashing: Teargarden for Kaleidyscope. Estas son algunas concepciones que el cantante dejó en su comunicado: «Ayer comenzamos la grabación de un nuevo álbum que se llamará Teargarden for Kaleidyscope, el disco incluirá 44 cancionesy mi idea es ir lanzando las canciones, una a una, a medida que estén terminadas. Cada canción estará disponible, totalmente gratis, a cualquier persona en cualquier lugar, no habrá ningún tipo de condiciones». El modo a través del cual la banda planea ganar dinero es mediante la edición de pequeños Ep´s coleccionables que contendrán cuatro canciones cada uno (en total serán 11 Ep´s). Estos Ep´s están pensados para los fans más exigentes de la banda ya que tendrán una calidad de audio mucho más superior a la de las canciones que Smashing subirá a Internet desde su sitio Web. Una vez finalizada la grabación de las 44 canciones de Teargarden for Kaleidyscope todos los Ep´s serán compilados en una caja de lujo que estará disponible para la venta.

U2 y la «música para todos»:
El 25 de octubre de este año la banda irlandesa U2 fue protagonista de un hecho inédito en la historia del rock mundial porque transmitió a través de Internet -en forma directa y simultanea para todo el mundo- el concierto que brindó esa noche en el Pasadena Rose Bowl de California, Estados Unidos, en el marco de su gira mundial «360º Tour». El recital fue transmitido a través del sitio Web www.youtube.com y según declaraciones del manager de U2, Paul Mc Guinness, se pudo saber que: «El grupo ya venía pensando desde hace tiempo llevar a cabo una iniciativa de esta enverga-dura» y que a Bono, The Edge y compañía «les pareció una gran propuesta ya que normalmente los fans de U2 tienen que viajar para ver sus conciertos pero esa vez podían acceder al concierto desde sus casas». Lo novedoso es que esta transmisión fue de gran calidad, ya que en ningún momento se cortó la imagen ni el sonido. El resultado fue que los fans pudieron recibir el concierto como si hubieran estado allí, algo que comentaron satisfechos en los foros de música de todo el mundo.

Oasis y un fin benéfico:
El 27 de octubre de 2007 los hermanos Gallagher se presentaron en el Royal Albert Hall de Londres para hacer un recital semiacústico con dos fines: promocionar su nuevo disco de grandes éxitos que estaba a punto de salir a la venta y donar todo lo recaudado con las entradas del recital a la fundación de lucha contra el cáncer Teenage Cancer Trust. Pero además la banda de Manchester aprovechó la ocasión para ofrecer las canciones grabadas en ese concierto en forma gratuita para que sus fans puedan descargarlas a través del sitio itunes.com copiando unos links que fueron publicados en el diario británico The Sun.

Inglaterra y una organización que pelea por los derechos de los músicos:
Inglaterra fue siempre pionera a nivel musical y sólo basta con enumerar a ciertas bandas clave en la historia del rock mundial como The Beatles, Queen, Led Zeppelin, The Police, Genesis, Dire Straits, Pink Floyd y The Rolling Stones, entre otras, para dar cuenta de ello. Pero los músicos ingleses no sólo están a la vanguardia artísticamente hablando, sino que ahora también se están organizando a nivel corporativo para hacer valer sus derechos frente a las discográficas. El instrumento que eligieron para hacerlo es la Coalición de Artistas Destacados, una organización sin fines de lucro que vio la luz a principios de 2009 y cuenta en su consejo directivo con músicos de la talla de Nick Mason (baterista, ex Pink Floyd), Dave Rowntree (baterista de Blur), Robbie Williams, Mark Kelly (tecladista de Marillion) y Ed O´Brien (guitarrista de Radiohead).
Entre otros propósitos, la Coalición pretende lograr: «Que los artistas reciban una compensación justa y acorde a lo que sus socios comerciales (las discográficas) reciben por la explotación de su imagen y trabajo; que los artistas no se vean obligados a ceder sus derechos de autor por cesión a las empresas y asesorar sobre cuestiones legales a los jóvenes músicos que empiezan a hacerse conocidos y no están familiarizados con la industria ni sus propios derechos».
Los artistas se están organizando y las discográficas van a tener que empezar a escucharlos. Una nueva era en materia de producción musical se está gestando. Habrá que ver cuan efectivos pueden ser los planteos de los artistas y hasta donde las discográficas están dispuestas a negociar.