< volver

El Arte Parte de ese Impulso Puramente Intuitivo
por Patricia Bava

banner_2

Entrevista a Juan Lascano, 

“Quiero que se me vea en mi forma simple, natural y ordinaria, sin contención ni artificio, pues yo soy el objeto de mi libro” 1

Sabiéndolo gran admirador de quien citó la frase precedente, diría que es toda una manera de describirlo, cambiando los elementos del arte de la pluma y el papel por el pincel y el lienzo y siendo el objeto de resultado su obra, su cuadro. Tarde fresca y ventosa, por gentileza de Zurbarán Galería, tenemos nuestro encuentro con uno de los mayores realistas en el Arte Contemporáneo, el artista Juan Lascano.

FTP: En alguna oportunidad comentaste que la importancia y la dimensión de ser artista son muy superiores a cualquier explicación que se pueda imaginar.

JL: Es cierto, te cuento como viene la cosa: yo pienso que el arte es una vertiente humana en que va parte de la experiencia sensible, parte de la percepción y es anterior al proceso intelectual. Primero se perciben las cosas después viene el análisis racional, intelectual o como quieras llamarlo. Entonces, pienso que ese momento, el momento de la percepción, es mucho más importante que todas las explicaciones que se puedan inventar después. Que pueden ser varias o no, sobre la obra, sobre el artista, sobre el mensaje, sobre lo que vos quieras. Lo principal es lo que está antes del análisis racional, antes de la explicación (la explicación es como el manual de instrucciones) lo importante es la obra. La aclaración de la obra, es que muchas veces las explicaciones son gratuitas y superfluas, porque no pueden explicar racionalmente algo que pertenece a un universo sensorial. Podes darles vueltas, podes inventar cosas elegantes, mensajes, interpretaciones. Siempre doy la imagen de un beso, viene un científico, un médico, y te explica lo que es un beso, los labios, la unión, etc., pero la experiencia del beso es otra cosa!

FTP: … y es tuya y única!

JL: … y además, en términos irracionales es inexplicable, es algo que se vive y ya está. En el Arte es lo mismo.

FTP: ¿En qué momento de tu vida surge esta vocación?

JL: Es muy simple, suena bastante presuntuoso pero en realidad no lo es. Surge cuando nací. Pinto y dibujo desde muy, muy, muy chico, inclusive – según mis padres, yo obviamente no lo recuerdo – desde antes de caminar; o sea que es algo en que no hay un momento del comienzo, yo creo que el artista nace, no creo que el artista se pueda hacer.

FTP: totalmente de acuerdo con esto que mencionas.

JL: Una vez que tenes ese don inicial, por supuesto se cultiva o no, depende de la vida que le toque a cada uno, el artista nace y ahí comienza su desarrollo, su carrera, su futuro artístico, o sea, no hay un comienzo posterior al comienzo de la vida.

FTP: Sabemos que a través de Diego Velázquez descubriste el Realismo, más… de los artistas clásicos ¿quién o quiénes referenciarías como tus maestro/s?

JL: No, no, no es tan así. Lo de de Diego Velázquez pienso que para mí ha sido el más grande de los pintores por muchas razones que te puedo explicar por cierto, pero no es que descubrí el Realismo. Es decir el Realismo, en el fondo, en los chicos es prácticamente innato. Los chicos siempre quieren dibujar y siempre dibujan lo que tienen delante (animalitos, pajaritos, montañitas, personaje de TV, etc.) pero siempre la idea es reflejar algún aspecto del mundo real; que por supuesto después mezclan con la fantasía y no hay ningún problema. Yo tenía y sigo teniendo una fantasía bastante delirante… si ves trabajos míos de cuando era más joven y de chico, son realmente extraños, pero básicamente el realismo está implícito y como siempre he sido una persona que no he tenido estudios formales, siempre he estado librado para mal o para bien a aquello que sentía en el momento. Entonces, no tuve una interferencia de alguien que me diga: “no, esto no lo hagas” , “esto sí”. Siempre hice aquello que me nació hacer, y lo que me nace hacer es reflejar mi visión de la realidad, que no es lo mismo que reflejar una realidad. La realidad es –si lo queres ver de esa forma– ‘incognoscible’. Cada uno ve una realidad, bueno, esa realidad es la que quiero reflejar en mis telas y no siempre es lo que ocurre. Y Velázquez en ese sentido, para mí, es el pintor que ha sido más pintor, el que ha puesto más, que se ha puesto más a sí mismo a disposición de ese reflejo de la realidad. Es muy raro encontrar en Velázquez interpretaciones de tipo histórico, psicológico, político, social como religioso; es muy raro; Velázquez fue como un espejo y por eso me interesa tanto su obra, yo creo que él es un poco mi arte, es un arte que no juzga al mundo sino que lo refleja.

FTP: Si tuvieras que nombrar a algún/os otro/s de los clásicos…

JL: Muchos, muchos, pero bueno… admiro enormemente y a corta distancia de Velázquez – en realidad soy muy ecléctico – pero tenes a Tiziano, Rafael, Rembrandt y después paso a los pintores flamencos –que es otra escuela completamente distinta– a los que admiro sin límites – la pintura flamenca en un momento de brillo de la historia del arte extraordinario, empezando con Roger van der Weyden y siguiendo con Jan van der Meer (Jan Vermeer). En general cuando se habla de arte, de pintura y de cultura, se tiene la sensación de que “aquellos eran tiempos” y, no es así, el arte hoy en día tiene representantes extraordinarios y los ha tenido siempre, por ejemplo viniendo para esta época, te podría nombrar lo que yo considero la trilogía de oro moderna: John Singer Sargent (1856-1925) Joaquín Sorolla y Bastida (1863- 1923) Anders Zorn (1860-1920) Tres pintores absolutamente extraordinarios, muy parejos en su expresión. Los tres con una pincelada extraordinaria, muy suelta, dibujantes soberbios, y es una trilogía equivalente a cualquier trilogía que pudiera nombrar de Renacimiento, o sea, que son pintores, artistas de mucha importancia.

FTP: no conozco sinceramente el trabajo de Zorn

JL: Bueno, Zorn pintó de todo, de todo. Como acuarelista era superior a los otros dos que te mencioné, y eso que Sargent era un acuarelista de miedo! Sabes que de Zorn se conoce poco, pero hizo algunas acuarelas… Zorn era un genio de la acuarela, era un tipo muy, muy respetado en su época y muy considerado; era un retratista junto con Sargent de la alta sociedad europea. Son pintores extraordinarios y viniendo más para acá todavía, admiro ampliamente a un chileno: Claudio Bravo (1936-2011) a quien conocí en Madrid; también admiro a un húngaro que ni conocí ni voy a conocer porque creo que murió hace poco, llamado Tibor Csernus (1927-2007), a Lucian Freud (1922-2011) – te das cuenta – o sea que es muy ecléctico; fijate que Claudio Bravo era un maestro de la armonía y la sensualidad y la de Freud es una pintura dura, es una pintura a la vez un poco hasta desagradable diría, sin embargo, los pongo a la par… ambos eran genios.

FTP: ¿Elegís lo que vas a pintar o llega por impulso?

JL: Es una pregunta difícil de contestar, porque digamos que de mis impulsos elijo alguno.

FTP: ¿Buscas tus modelos o simplemente vas por ahí, te cuadra alguien y le propones pintarla/o?

JL:Eso es muy aleatorio. No, nunca, no soy una persona… soy bastante tímido, me cuesta trabajo acercarme a alguien y decirle “¿queres posar para un cuadro?”. Las modelos con las que trabajo actualmente, son modelos que posan para mí profesionalmente, y a las que he conseguido por contactos, colegas pintores, academias de arte y, por circunstancias bastante insólitas, como por ejemplo: hace cosa de 3 o 4 años, trabajaba con una modelo en Bariloche que dejó de posar y le conté del tema a Nacho (Ignacio Gutiérrez Zaldívar) y él me dijo: “Ah…! no te preocupes, a través de la encargada de Prensa del Hotel El Casco (del cual es dueño Nacho también), vamos a poner una gacetilla en los medios” – Yo imaginé que me iban a mostrar lo que iban a poner pero, no pasó, no lo mostró, la chica mandó la gacetilla y salió por radios, televisión, todos los diarios, que yo estaba buscando modelo! ante el pánico mío y de mi mujer porque salió con el número de teléfono de mi casa y, fue impresionante, llamaron como 25 potenciales, era sonar el teléfono todo el día…(risas). En este momento y de las potenciales, trabajo con 4, todas magníficas, todas buena gente, todas serias, puntuales, extraordinario, extraordinario.

FTP: ¿Cómo te llevas con lo intuitivo?

JL: Mira, te diría ‘no es que me llevo con lo intuitivo, yo creo que el arte es básicamente intuición’. En cuanto a eso que te dije que para mí el comienzo del arte se da en ese momento mágico en que llega a vos de alguna manera, siempre a través de los sentidos: el tacto, el olor, la vista, pero tienen mucho que ver también los sonidos; llega algo, algún dato de la realidad, de la luz, del paisaje, de la piel de la modelo, bueno, ahí, a ese conocimiento directo de ese pedazo de realidad yo lo llamo intuición. La intuición es eso: “conocimiento directo sin procesos racionales” y para mí la base del arte es eso; o sea, el arte intelectual me suena medio paradójico, te das cuenta, es un arte como decir: “el agua seca”. Hay incoherencias. El arte básicamente parte de ese impulso puramente intuitivo.

FTP: En tu arte, ¿existe alguna Némesis?

JL: A ver, te diría que no, no. Por Némesis entendemos algún fantasma primordial?

FTP: como el Guasón para Batman más o menos…

JL: o como la Kryptonita para Superman, algo así… no, no lo veo, no existe, para nada. Soy una persona que no tiene fantasmas, mi idea es muy clásica y muy coherente, pero mis gustos son totalmente eclécticos y no tengo ningún problema en absorber de muchas fuentes y, mi arte es un arte sin enemigos, te diría no tengo un Guasón que me amenace para destruirme.

FTP: … la acuarela…?

JL: Ahh… la acuarela…! La acuarela es un medio extraordinario, pero es el más difícil de todos. Me gusta mucho pero me frustra mucho. Lo que más me gusta de la acuarela es muy simple, la acuarela es una escasísima cantidad de pigmento y agua y un ligante, pero, en definitiva cuando la acuarela seca, los oscuros, sobre todo los oscuros, pierden valor, se ponen grisáceos, se ponen opacos, pierden potencia y eso, es algo que no puedo… que me resulta bastante incómodo en la acuarela, sobre todo cuando pinto temas que tienen oscuros potentes. Por ejemplo, si yo te pintara a vos como estás en este momento, el vestido negro, el cabello negro…

FTP: te sale todo negro!… (risas)

JL: me encantaría pintarte, pero el pelo tuyo sería un problema… porque no sé si el negro más intenso que pueda tener en la acuarela, me va a dar la intensidad de lo que estoy viendo ahora. Eso por un lado, y después, por otro lado, la dificultad técnica de que en realidad la acuarela… vos tiras el agua sobre el papel y luego tenes que esperar que pase algo porque no hay que toquetear mucho, no se puede. Yo siempre digo lo mismo: “yo no soy hombre de asado” – viste que al asado lo pones, está el fuego y ahí queda hasta que se cocina, bueno, yo soy hombre de sartén… a mí me gusta detallar.

FTP: ¿Qué pensas de las ventajas de la formación académica para un artista?

JL: No puedo hablar mucho porque no la tengo, pero tengo algunas dudas al respecto, o sea, si vos me decís… viene, se acerca a mí un pintor joven y me dice: “mira Juan quiero ser pintor, voy a ingresar a tal lado o a tal otro”; yo no le diría que no ingrese porque es una cuestión muy personal; le diría: “busca un pintor” . No digo que sea mala, digo que me parece mejor el método tradicional del estudio de un artista. No es fácil encontrar un maestro, pero una vez que se encuentra uno, me parece que no se puede tomar como si fuera una materia en que un año estudias, otro año dejas un tiempo, etc. El arte exige bastante más que eso, exige continuidad, disciplina y una cercanía con la producción de arte. Yo confío mucho más en el antiguo método de meterse en el estudio/atelier de un pintor y aprender desde ahí (desde la cocina digamos), que es un problema realmente porque muchas veces no es tan fácil ya que no siempre uno encuentra un lugar en el cual se sienta cómodo y que sienta que realmente incorpora cosas.

FTP: …y aparte otras cosas que a veces se notan es que hay jóvenes con mucho potencial, mucho talento y que van a determinada escuela y terminan pintando todos igual.

JL: te voy a decir que eso pasa también con un profesor particular, de hecho ha pasado muchas veces. Pero en realidad, el problema con la escuela es que se toma el arte como una carrera escalafonada y automática, que está bien para ser Profesor de Arte, porque da una serie de capacidades didácticas; pero desde el punto de vista de lo que es realmente arte, para mí, el artista tiene que formarse en el taller de otro artista. Esa es la impresión que yo tengo – ya te digo– sin haber participado nunca en la enseñanza académica; te hablo de otro lado… no?

FTP: Nombrame por favor alguien a quien admires

JL: ¿Argentino? ¿Desde el punto de vista artístico ó personal?

FTP: como quieras.

JL: ¿A quién admiro…? Buena pregunta la tuya, me haces pensar y de hecho como ves, no me sale una respuesta… ¿tiene que estar vivo o puede ser…?

FTP: Alguien a quien realmente admires, que te haya movido, que hayas podido concluir pensando: “¡Qué jugador!”, “¡Qué tipazo!” o “¡Qué ídola!”…

JL: Mira qué buena pregunta, nunca me la habían hecho; me dejas pensando… eh.. no sé si es porque hay muchos o porque de muchos no alcanzo a sacar uno…

FTP: … a ver… dale… pensa y elegí…

JL: Hay una persona que admiro, que no es tan conocida, pero que era un hombre extremadamente inteligente, escribió mucho y que tenía un enfoque de la vida que me parecía muy vital y muy artístico; es un filósofo, ensayista, escritor francés del mil seiscientos y pico…creo. Es Michel de Montaigne, del que he leído mucho y admiro mucho su obra. Viniendo más a nuestra época (me gusta mucho la poesía), me gusta muchísimo, admiro muchísimo a un tipo como Antonio Machado. Por ejemplo, estuve en Segovia, en el dormitorio donde él vivía y me asombra después de saber la maravilla lírica que son los versos de Machado, la pobreza (no la de tener hambre) sino la austeridad en la que vivía. Eso es algo que siempre me impactó mucho de España. Siempre creo que mi país espiritual y pictórico está en España, porque siempre me ha ligado mucho esa cosa ascética y austera, nada que sobre, solamente lo necesario; que no es lo mismo que el espíritu italiano, que es más florido, más decorativo, más derrochón… por llamarlo así de alguna manera.

FTP: Te mudaste a Bariloche, ¿sentís que es tu lugar en el mundo?

JL: No, no tengo, nunca he tenido ese ‘feeling’ de declarar un lugar en el mundo. Bariloche es mi lugar hoy. Si el día de mañana dejara de serlo, me armo las valijas y listo… como lo hice de La Plata, como lo hice de Buenos Aires, como lo hice de zona Norte para irme a Bariloche. He vivido en España, Estados Unidos y tal vez por el hecho mismo de que soy un pintor, yd e que el pintor viaja con su trabajo a cuestas; y que si bien vende los cuadros– afortunadamente – nunca dejan de ser tuyos, entonces, es como que tengo muchos lugares en el mundo, que están ahí, que están en el arte y… los que no conozco…! A lo mejor el día de mañana me mudo a otra parte y … no sé… hoy como te dije es mi lugar… mañana… no sé.

FTP: Tu Musa es la luz…

JL: Sí…!

FTP: tu norte pictórico es el juego de la luz…

JL: Sin duda.

FTP: Cómo la luz nos muestra la realidad…ahora… ¿qué pasa con la luz cuando Juan Lascano cierra sus ojos?

JL: Queda la memoria de la luz, sigue trabajando y cómo, cómo!!! Antes de dormirme (que tengo un dormir medio complicado de noche) totalmente a oscuras sigo pensando en la luz, en las texturas, los valores, qué y cómo me impactaron, cómo resolverlos, qué hacer al día siguiente?… te das cuenta … y sigue trabajando… sí…!!

Balcón de Verano – “óleo sobre lienzo ” – Juan Lascano 2013

Blanco sobre Rojo – “óleo sobre lienzo ” – Juan Lascano 2013

 

Piel de Cebolla – “óleo sobre lienzo ” – Juan Lascano 2013 

Ensimismada – “óleo sobre lienzo ” – Juan Lascano 2013

FTP: Bueno, ahora te voy a mencionar unas palabras (a modo de disparadores) y vos me respondes una asociación para las mismas, se entiende.

JL: Perfectamente.

FTP: Montaña

JL: Soledad

FTP: Amigos

JL: Placer

FTP: Mujer

JL: Más placer

FTP: Sol

JL: Cuidado

FTP: Cuadro inclinado (2)

JL: ¿Cuadro inclinado dijiste?… Hay que arreglarlo!! – (risas). □

Referencias: 1- Michel Eyquem de Montaigne (Château de Montaigne, Saint Michel de Montaigne, cerca de Burdeos (1533-1592), filósofo, escritor, humanista, moralista y político francés del Renacimiento, autor de los “Ensayos” y creador del género literario, conocido en la Edad Moderna como ensayo. 2- Este disparador se menciona a propósito, ya que Juan es contumaz con relación a ver un cuadro fuera del equilibrio adecuado que debe tener sobre la pared.

/ / / / / / / / /